Su visita a Panamá

El Istmo de Panamá forma un puente entre Centro y Sudamérica, y colinda con Costa Rica al oeste y Colombia al este.  La Ciudad de Panamá tiene vuelos entre todos los países  centroamericanos y Norte y Sudamérica.  Las principales líneas aéreas de EU, como American, Continental y Delta, tienen vuelos diarios al Aeropuerto de Tocumen en la Ciudad de Panamá.  Copa es la línea aérea nacional.

Panamá utiliza el dólar estadounidense como moneda nacional.  No te confundas por su nombre oficial, el Balboa – los billetes son los mismos.  Las monedas panameñas son del mismo tamaño y valor que las americanas, que también son utilizadas.

El clima de Panamá varía poco durante el año.  Hay solamente dos estaciones:  la seca, de enero a mediados de abril, y la lluviosa, de mediados de abril a diciembre.  Normalmente las temperaturas están entre 21° C y 32°C (70°F and 90°F), pero pueden bajar un poco más en las tierras altas, sobretodo en la provincia de Chiriquí.

El español es el idioma oficial, pero muchas personas hablan el inglés como segundo idioma.  La población de casi 3 millones de habitantes refleja una historia de etnias mixtas, debido en gran parte al ingreso de números importantes de inmigrantes durante la construcción del Canal de Panamá.  La religión predominante del Istmo es la Católica Romana, pero hay también pequeños grupos de musulmanes, protestantes, hindúes y judíos.

La capital de Panamá es un metrópolis moderno y próspero, con muchos restaurantes, almacenes y lugares de esparcimiento.  Entre sus principales atracciones están el Casco Antiguo, Panamá Viejo (que remonta al siglo 16), la Calzada de Amador, y por supuesto, el Canal de Panamá.  Para compras, puedes dirigirte a Vía España o a uno de los nuevos centros comerciales (shopping malls) si quieres evitar el calor.

La economía de Panamá está basada en el sector de servicios, el cual genera las tres cuartas partes del PIB del país.  Además del Canal, la Ciudad de Panamá cuenta con un importante centro bancario internacional, mientras que la Ciudad de Colón, en la costa caribeña, es el hogar de una de las zonas libres más grandes del mundo.