Avances Científicos

¿Por qué no ser reina?

March 17, 2014

¿Por qué no ser reina?

A diferencia de las abejas o abejorros, algunas abejas del sudor hembras pueden escoger su categoría en la vida: ser reina, ser madre solitaria o ser trabajadora en el nido de una reina

A diferencia de las abejas o abejorros, algunas abejas del sudor hembras pueden escoger su categoría en la vida: ser reina, ser madre solitaria o ser trabajadora en el nido de una reina. Si el convertirse en reina es tan simple como salir volando para iniciar un nido en una ramita caída, ¿por qué no todas se dirigen directamente a la cima de la jerarquía social y reproductiva?

El ser facultativamente sociales - en oposición a obligadamente sociales, como las abejas o las hormigas - es especialmente poco común en el árbol de la vida y representa una oportunidad única para analizar cómo evolucionó el comportamiento social en los insectos.

Por mucho tiempo esta interrogante ha dejado perplejos a los estudiosos de la Megalopta genalis, una abeja del sudor muy común encontrada en Panamá. Beryl Jones, estudiante de doctorado en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, espera poder estar más cerca de la respuesta mediante la construcción del primer transcriptoma de la abeja: el conjunto tde genes que se expresan a partir del genoma de esta abeja.

Jones captura las abejas en el campo entre las 4:30 am y las 6 am que es cuando están activas. Luego, lleva a cabo pruebas de interacción de dominancia entre las hembras en un laboratorio. También montará nidos experimentales en Isla Barro Colorado y, con un colaborador, muestreará los químicos que puedan desempeñar un papel en sus interacciones.

“La comprensión de cómo estos fenotipos complejos evolucionan es un objetivo fundamental en el estudio de la evolución”, comentó Jones. “Podemos comparar los mecanismos que están debajo de la división reproductiva del trabajo en estas abejas a la de las abejas obligadamente sociales y ver si los mismos mecanismos estuvieron involucrados en los distintos orígenes de la sociabilidad.”

Regresar

PrintImprimir   ArchiveOtros artículos   Send your commentsComentarios