Avances Científicos

¿QUÉ TAN OCUPADO ES EL CAMINO EN EL DOSEL?

March 31, 2014

¿QUÉ TAN OCUPADO ES EL CAMINO EN EL DOSEL?

En el primer año de su doctorado, Kevin McLean caminó a través del Parque Nacional Soberanía en Panamá y montó cámaras trampa para capturar imágenes de los animales que habitan en el suelo

En el primer año de su doctorado, Kevin McLean caminó a través del Parque Nacional Soberanía en Panamá y montó cámaras trampa para capturar imágenes de los animales que habitan en el suelo. Durante una ardua caminata, se detuvo para inspeccionar los alrededores en donde acababa de instalar una cámara. Un tamandúa subió a través del follaje justo encima de ésta, sin lograr activarla. Aunque un poco decepcionado, el incidente le dio una idea: ¿Por qué no poner trampas cámara en las ramas de los árboles altos en el dosel?

Un modelo de computadora, tres cursos de escalada profesional de árboles y dos años más tarde, McLean está haciendo justamente eso. Ahora, las únicas criaturas más ágiles que McLean que se encuentran en la corona de los enormes árboles de Dipteryx en Isla Barro Colorado, son los monos araña. “Espero que no nos encontremos con ninguno mientras estemos aquí”, comentó el estudiante de doctorado de la Universidad de Yale, mientras mira por encima de su hombro, al escuchar el crujido de las ramas a pocos metros de distancia mientras instalaba tres cámaras a 25 metros sobre el suelo del bosque.

A los monos araña, conocidos por atacar a los investigadores de vez en cuando, no les agradan los intrusos humanos en el camino en el dosel, vía que utilizan mientras viajan por el bosque. Éstos aparecen con regularidad en sus fotografías, junto con tamandúas, puerco espines, osos perezosos, zarigüeyas y el abundante, pero más difícil de observar kinkajú - uno de los cuales casi desmanteló una cámara en esta temporada.

Toda una capa de fauna tropical, especialmente de animales principalmente nocturnos, podrían estar insuficientemente representados por los métodos de las cámaras trampa y los censos de mamíferos tradicionales. McLean espera cambiar esto. “Los bosques de América Latina tienen la mayor diversidad de animales arborícolas en el mundo”, comentó McLean, cuyo trabajo tiene como objetivo ayudar a controlar mejor sus poblaciones. “Y la única manera de hacerlo es entrando en ese hábitat.”

Regresar

PrintImprimir   ArchiveOtros artículos   Send your commentsComentarios